¿Quieres recibir nuestras novedades en exclusiva y no perderte nada? Suscríbete a nuestra newsletter haciendo clic en el botón. NEWSLETTER

Presentamos el Termómetro Emocional Cultural, una herramienta digital para medir el impacto emocional de nuestras actividades

El Termómetro Emocional Cultural (TEC) es un prototipo pionero capaz de evaluar las experiencias del público asistente a los eventos de la Fundación y subrayar la importancia de los aspectos cualitativos frente a los cuantitativos en el ámbito cultural

El software pretende fomentar las humanidades digitales y evidenciar la necesaria comunión entre lo virtual y lo presencial en el momento presente

La Fundación Rafael Pérez Estrada presenta el Termómetro Emocional Cultural (TEC), una herramienta digital que registra y mide las experiencias y emociones de los asistentes a sus actividades culturales. La concejala de Cultura, Noelia Losada; la gerente de la Fundación Rafael Pérez Estrada, Ana Cabello; y la directora de Culturina Comunicación, Patricia Chica, detallaron en el Patio de Banderas del Ayuntamiento de Málaga el pasado martes, 9 de marzo, las características, los objetivos y el funcionamiento de este prototipo de medición pionero en el ámbito cultural español que dota a las humanidades de análisis cualitativo.

“La cultura se mide en números, pero también en emociones y experiencias” es la premisa de la que parte el TEC, que busca hacer tangible la huella sensitiva que dejan los actos culturales en el público, complementando así los datos cuantitativos. Por ello, a partir de este mismo jueves (celebración del Día de la Mujer y del Centenario del nacimiento de Carmen Laforet), 11 de marzo, los asistentes a los eventos de la Fundación Rafael Pérez Estrada podrán expresar su emotividad en cuatro niveles diferentes: Apasionante/Extraordinaria, Enriquecedora/Transformadora, Neutral/Indiferente, Aburrida/Banal. Treinta minutos después de que finalice el acto en cuestión, cada persona recibirá un e-mail de forma automática a través del que podrá acceder a una ‘landing page’ que mostrará estos cuatro botones, cada uno representado con un dibujo de Rafael Pérez Estrada. El resultado de la medición arrojará datos que complementarán los numéricos de forma equilibrada y que reflejarán el impacto cualitativo, más allá del cuantitativo, que tiene la cultura.

Más que una encuesta de satisfacción al uso que evalúa aspectos superficiales, el Termómetro Emocional Cultural ahondará en la experiencia de la audiencia en un momento en el que las restricciones contra el Covid-19 limitan o impiden la celebración de los actos culturales. De manera rápida, sencilla e instantánea, el público asistente podrá expresar qué emociones les ha generado el evento al que ha asistido, lo que permitirá hacer un balance más completo (cuantitativo y cualitativo) del programa cultural llevado a cabo por la Fundación, gracias al conocimiento de las experiencias del usuario, estableciendo con todo ello una alianza entre lo digital y lo cultural.